INICIO

 

 

 

…Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra

Efesios 5:25-26

Add Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *